Cuento 2 para T: ¿Es hora de entrar en Miedo?

Imagen

Hay días en que toca estar dentro de Miedo. Y la mayor parte de las veces preferimos saltarnos esos días.

Yo huyo con disculpas y promesas inventadas. Se me ocurren mil y una escusas para evitar estar dentro de Miedo.

Abrir esa puerta oscura me pone los pelos de punta, me sudan las manos y me tiemblan las piernas. La boca se me seca y empiezo a temblar. Es en ese punto cuando empiezo a inventar las escusas. Y así me voy y no abro la puerta.

Pero esto tiene un problema.

Cuando menos te lo esperas, Vida vuelve a ponerte a Miedo delante de tus narices para ver si esta vez estás preparada para abrir la puerta y entrar. Y experimentar lo que hayas venido a experimentar. Y entonces superar. Y después crecer. Y así sentirte libre.

Pero a mi me encantan las excusas y las camas conocidas.

No me gusta dormir destapada.

A lo mejor, mi querida T, a ti también te pasa lo que a mi.

He pensado mucho en esto últimamente.

¿Tú tienes algún Miedo pendiente de abrir?

Yo sí. Tengo dos muy gordos. (Están gordos porque les he dado de comer demasiado…).

A mi ya me está llegando la hora de abrir la puerta y entrar. ¿Y a ti?

 

Mi querida T, cierra los ojos y observa la puerta. Y si puedas, aunque sólo sea en tus sueños, ábrela. Yo lo voy a hacer.

Luego te cuento.

 

❤ Te Amo mi querida Tita ❤

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s