¿Espectador o Actor?

Imagen

Se abre el telón y veo un saltamontes de color esmeralda del tamaño de un elefante. Está sentado en una butaca de cuero en mitad del escenario. A su lado, un conejo rojo con gafas lo acompaña. Los dos me miran. Imposible interpretar sus expresiones.

Yo no recuerdo cuando decidí venir al Teatro… Ni qué obra elegí ver. Sigo mirando a ver si pasa algo. Pero parece que el saltamontes esmeralda y el conejo rojo no tienen muchas ganas de actuar. Hay alguien más. La mirada de un pequeñito ratón de ojos curiosos se escapa por debajo de una mesa situada en la esquina de la plataforma. Me mira estupefacto y a la vez, distante, igual que sus amigos. El escenario está iluminado con una luz de color celeste muy intensa. Debe ser una obra de teatro de esas modernas en la que eres tú quien se tiene que inventar la historia. Me aburro. Y mi pie izquierdo se me está quedando dormido.

Es cuando me muevo para cambiar de posición, cuando noto el hierro frío alrededor de mi tobillo derecho. Me giro sobresaltada y veo la cadena que me mantiene atada a una especie de barrote de oro. En realidad estoy rodeada de muchos barrotes de oro. Estoy dentro de una jaula de pájaro gigante. Y yo estoy sentada en un cojín de terciopelo rojo. No hay nada más a mi alrededor, la cadena, los barrotes, el cojín y yo somos el cuadro completo.

Ya no presto atención al escenario. Se me olvida que estoy en el Teatro. Me levanto angustiada e intento caminar, pero la cadena no me deja avanzar más de un metro. Mi cabeza da vueltas. No entiendo nada. ¿Es esto un sueño? ¿Dónde estoy? ¿Qué está pasando? Me paro a respirar y tranquilizarme, pero el sonido de mi respiración aún me excita más. Tengo miedo. Estoy aterrorizada. Decido gritar para pedir ayuda, pero mi garganta es incapaz de emitir ningún sonido. Observo a mi alrededor en busca de respuestas. Y de repente las veo, una manta infinita de jaulas de diferentes formas y materiales se extienden a lo largo de kilómetros. Ya no existe el teatro. No puedo ver el final de la manta de embalajes. En cada una de ellas hay una persona. Todas ellas están atadas, pero de maneras diferentes. Hay gente colgada por la cabeza del techo del calabozo, otras tienen los brazos atados, y otras como yo, tienen una cadena en una de las dos piernas. Nadie mira a nadie. Sólo yo los miro a ellos. Muchos están intentado escapar. Unos golpean las cadenas contra los barrotes de la jaula, algunos se hacen cortes en los pies tratando de deslizarlos a través de la argolla. Todas las jaulas están colgadas de un techo invisible y oscuro. Es un espectáculo depravante y desolador. Los pensamientos fluyen en mi cabeza demasiado rápido para entenderlos.

Entonces miro otra vez hacia el escenario. Sentados sobre tres sillas doradas, el saltamontes de color esmeralda, el conejo rojo y el ratón de ojos curiosos me miran sin expresión. Un escalofrío recorre mi cuerpo.

De repente suena una sirena y el escenario se vuelve oscuro. Ya no puedo ver más a mis amigos animales. Antes de poder girarme para ver que hacen las demás jaulas, la luz se enciende a mi alrededor. Es demasiado cegadora. Mis ojos necesitan tiempo para adaptarse. Poco a poco empiezo a distinguir a las personas. Ellas siguen sin mirarse. Han pasado de la ira a la desesperanza y ya nadie trata de escapar.

A punto de ponerme a llorar, siento una patita fría tocándome un hombro. Es el ratón de ojos curiosos. Se ha metido en mi jaula y está tratando de abrir la argolla con una llave de madera. El saltamontes también está allí, haciendo algo en el techo de mi prisión. El conejo rojo me susurra. “Señorita, acaba de morir en el Mundo Dormido. Ahora toca pasar al otro lado. Allí no tenemos jaulas ni soñamos todo el día. Vamos, se acabó el espectáculo. Tenemos que cerrar el telón”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s